Nací y vivo en Barcelona. Desde pequeña me ha gustado escribir y explicar experiencias. Estudié Ciencias de la Información y trabajé en el diario La Vanguardia y en la revista Cultura de la Generalitat. Hace veinte años que estoy felizmente casada. Tenemos cuatro hijos que nos hacen la vida muy dinámica y estimulante. Esta situación dio un nuevo rumbo a mi existencia y propició que progresivamente me fuera implicando en las tareas domésticas y el cuidado de los niños. He intentado en cierta manera “profesionalizar” mi trabajo de ama de casa a lo largo de los últimos catorce años. Y como colofón de esta experiencia he escrito un libro, Dulce Hogar (2009, Plataforma). 

¿Por qué un blog?

Después de publicar el libro empecé a recibir muchos comentarios de personas que lo habían leído. Todas me explicaban anécdotas caseras y sus puntos de encuentro o discrepancia con la experiencia que explico. Me di cuenta de que el tema doméstico está presente en todas las casas y que, aunque no hablemos de ello habitualmente, da mucho de sí. Incluso llega a generar encendidos debates. También sonrisas cómplices.

 

Mi hermano Javi me animó a adentrarme en el mundo del blog para dar continuidad al debate que generó el libro. Y aquí estoy. Le debo a mi marido Sergio su apoyo y estímulo, como siempre, y muchas de las fotos que ilustran mis comentarios. El blog no podría existir si mis dos amigas “mosqueteras” Belo y Lourdes –con las que ya hemos compartido otros proyectos- no hubieran estado a mi lado.