You are currently browsing the category archive for the ‘tradiciones’ category.

libros“Vivir” y “libros” son dos palabras que tienen sentido juntas. En nuestra casa pueden estar unidas por preposiciones varias: bajo, con, entre, para, por, según…En todos los casos hablamos de una relación en positivo donde la presencia de los libros genera diferentes vínculos. Cuesta imaginar una casa donde no haya ni un solo libro. Quien más quien menos tiene en algún estante algunos ejemplares. Y cuando visitamos casas ajenas curioseamos esos volúmenes y creemos encontrar en sus títulos algún tipo de información, inclinación o pasión de sus dueños. En hogares como el nuestro, donde los libros están omnipresentes, el visitante puede caer en cierto desconcierto. También lo padecemos nosotros mismos. La pregunta más repetida ante tal paisaje doméstico es si alguien se los ha leído todos. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Per Nadal, cada ovella al seu corral”, dice un refrán catalán que se traduce como el título de este post. Si pudiéramos observar la tierra desde un mirador más allá de la atmósfera, visualizaríamos los movimientos de todos nosotros. Múltiples líneas multicolores que se cruzan al azar, que confluyen o se separan. Esas trayectorias representan distancias de diferente longitud. El tráfico intenso en las ciudades, las terminales de trenes, autobuses y aeropuertos repletas de gente… en fin, un sinfín de “ovejas” que buscan llegar a casa. La Navidad es en nuestra cultura el encuentro familiar más importante y las reuniones en nuestras casas exaltan el hogar como el destino final del mejor viaje. Compartimos muchas cosas pero cada hogar es único y exclusivo.

Lee el resto de esta entrada »

El mes de diciembre es Navidad. Cada vez más se adelanta a principios de mes la decoración para esta celebración. También en nuestras casas. Hay tantas propuestas atractivas que necesitaríamos varias viviendas para decorarlas. En los mercadillos solidarios, en las tiendas especializadas en temas de hogar y también en los bazares, hay mil y un elemento para dar un toque especial a nuestras estancias. Antes de caer en la tentación, conviene revisar lo que tenemos guardado de otras temporadas. En la repetición también está la gracia porque algunos objetos forman parte ya de nuestra propia decoración navideña. Así que nos toca mirar mucho, coger ideas y quizá incorporar algún elemento nuevo. Algunos de nuestros adornos pueden estar deteriorados y es el momento de renovar. Me encanta fijarme en las propuestas de las tiendas y revistas para después aplicar algunos criterios a mi propia casa. Lee el resto de esta entrada »

Se acercan a nuestras casasEn primer lugar, feliz año para todos los lectores y lectoras del blog. Deseo que el 2013 rompa con las supersticiones de sus cifras finales y nos depare salud, buenos sentimientos y mejores condiciones de vida. En este aspecto final, se impone el anhelo de que todas las personas puedan disfrutar de un hogar, su espacio vital y su rincón para “estar”. En todas las casas hay elementos comunes pero al disponer los muebles, escoger los tonos y colores de las tapicerías, colocar unos objetos y no otros decoramos un hogar único y particular. Lee el resto de esta entrada »

Estamos en los años 70. Mis hermanos y yo sentados en el sofá disfrutamos en blanco y negro del programa de circo de los payasos de la tele. Igual que nos asignamos los Reyes Magos (Somos tres y cada uno tenía su rey -el mío siempre ha sido Melchor-), con los payasos pasaba algo parecido. Mi payaso era -es- Miliki. Gaby era el serio, Fofó el abiertamente payaso y Miliki era único. Iba de resabiado y se metía en mil líos, enredos situacionales y lingüísticos (“se me luenga la traba”, “inconnnnnciente”…). Me tronchaba. En los inicios del nuevo milenio, fuimos con nuestras hijas a un concurso de musicales infantiles en Sitges. Mi marido formaba parte del jurado. Miliki ¡también!. En un descanso de las votaciones me acerqué con las niñas y les hice una foto con él. Espontáneamente tarareé una de sus canciones. Me miró sorprendido: “Esta es muy antigua”, dijo. “Soy una de tus niños de 30”, le contesté. Unos meses antes había editado un cd super ventas con las canciones de nuestra niñez. Me dio un beso. Y yo realmente me sentí feliz. Mi ídolo de la infancia era grande en mi mirada ya adulta. Nada de decepciones. Lee el resto de esta entrada »

Libros editados



Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 491 seguidores

Categorías

Archivos

Anuncios