Primavera vasos 2019Hace tiempo que los inviernos son poco invernales. El recuerdo de la estación fría y severa solo perdura en algunas fotografías tomadas en nuestra infancia donde vamos abrigados de pies a cabeza. Han pasado los años y los primeros meses del año son otra cosa. Así nuestros armarios albergan pocas prendas que podamos llamar de pleno invierno. Por la indulgencia térmica, por los cambios de costumbres y por una tendencia práctica a “comprimir” la ropa aparatosa y voluminosa –uniqlo triunfa- cada vez hay más prendas de entretiempo en nuestros ropero. Lo que en cierta manera agiliza el temido cambio de armario.

Cuando adaptamos el reloj para ponernos en modo “horario de verano” se despierta en nosotros una aceleración por vivir los placeres del buen tiempo. Y es entonces cuando viene el refranero para alertarnos de que cada cosa tiene su tiempo y que los días primaverales aún no han llegado del todo. Pero el chip ya está cambiado. ¿Qué buscamos? Simplicidad, colorido y ligereza. Este lapsus de trance es un buen momento para planificar y adecuar nuestras casas a la nueva estación.

Ya os comenté hace un tiempo que en el tramo de la Avenida Diagonal entre Passeig de Gràcia y Tuset se han instalado un buen número de tiendas dedicadas al hogar. Algunas han desaparecido como A loja do gato preto, otras han abierto como Kave Home o lo harán próximamente, como Casa. Recientemente he pasado por todas ellas y me he empapado de ideas y proyectos para llenar de primavera nuestras casas.

Los vasos y jarras de plástico que parecen de cristal son una excelente opción para disfrutar de bebidas refrescantes sin sufrir por las consecuencias. Hay variedad de formatos y colores. Me gustan especialmente los que simulan delicadas piezas talladas. En Zara Home: los vasos (3€) y las copas (4€). Las cestas con seis vasos (de cristal o plástico) decorados  con motivos tropicales, marinos o vegetales son prácticas y muy decorativas. Las he visto en Maisons du Monde entre 20 y 30 €. Me parece un regalo perfecto.

Las velas de cerámica para exterior a base de citronella para combatir a los cada vez más numerosos mosquitos acabarán siendo decorativos maceteros. En Natura hay una gran variedad entre 13 y 18€.

Las cestas y las cajas de mimbres están de moda. Las hay coloreadas aunque se imponen al natural. Me gustan para colocar en espacios de exterior y albergar desde raquetas, pelotas, juguetes o libros. Me ha gustado el esbelto revistero de mimbre de Habitat (28€) y los cubreviandas de Natura (15€).

Los plaids ligeros y de colores pastel (19€) para poner en la terraza y las fundas de cojín en saco o lino que he visto en Zara Home son muy bonitos.

Las vajillas de latón vintage son un capricho para ir de picnic o disfrutar en entornos rústicos e informales. Las he visto tanto en Natura como en Jaime Beriastain. A pocas calles de Diagonal la tienda (Pau Claris, 167) del interiorista chileno es siempre un espacio inspirador lleno de objetos exclusivos. Me detengo esta vez en sus útiles de cocina de madera y en sus velas aromáticas para el hogar.

En Casa Viva controlo el impulso de compar gadgets de cocina para las mil y una situaciones que se pueden dar, como servir frituras en cestas de rejilla individuales (6€), un mini exprimidor de limón o unas bandejas triangulares para servir una porción de pizza (5€) decoradas como tal. Adquiero solo un pelador para las zanahorias porque el que mejor iba en casa ha desaparecido. Ofrecen packs de tres -para patata, tomate o corte en juliana- pero me llevo solo el que necesito. Sé por experiencia que algunos utensilios de cocina entran por los ojos pero después caen en el olvido. Quizá esta primavera sea la de la incorporación del depósito de agua con grifo para servir deliciosa y refrescante limonada casera que lleva unas temporadas en auge. Y que no falten nuevas plantas  y muchas flores.