Teresa-Perales-030

Perales en un momento de su conferencia en Petit Comité

Asisto a la charla que la laureada nadadora Teresa Perales -26 medallas en su haber- imparte en el foro Petit Comité de la empresa Witte y Solà. Se trata de un espacio de intercambio de ideas que busca fomentar la innovación y nuevos modelos de gestión. Está enfocado al mundo de la empresa pero entiendo que muchas de sus propuestas son aplicables a nuestras casas, la empresa base. Perales, a la que el Gobierno ha concedido recientemente la medalla de Oro al Mérito en el trabajo, explica con cercanía y alegría su trabajo constante y continuado que le lleva a entrenar cada día entre 4 y 7 horas, en función del calendario de competiciones.

En las últimas semanas las conversaciones de varios de mis grupos de whatsapp respiran un aire de “no llego”, “no hay tiempo”, “es un no parar”…Hablamos del cansancio, acrecentado por la ola de calor, y de la falta de fuerzas para acabar el curso. Hace tiempo que el calendario escolar pauta el de nuestras vidas y que las épocas anteriores a las vacaciones de los estudiantes, los adultos nos esforzamos por no repetir de nivel, por dar carpetazo a todo tipo de asuntos.

Las palabras de la nadadora funcionan como la ingesta de un complejo vitamínico exprés. Son un estímulo para valorar lo que tenemos y trabajar para conseguir nuestros sueños: “Cada uno se crea su espiral de felicidad. Sé tú feliz y serás capaz de ayudar a los demás a ser felices”, dice. Y añade que para lograr nuestras metas es esencial el compromiso.  Somos nosotros mismos, quienes con nuestro esfuerzo y trabajo de hormiguitas, con nuestra motivación y con nuestra actitud, conseguimos llegar a la cima -cada uno tiene la suya: el Everest de Jornet, la pared de la piscina de Perales, el examen del estudiante, el informe acabado, el artículo escrito, la casa en orden…-.

La nadadora de Zaragoza tiene 41 años. Está casada y tiene un hijo de 7 años. Y para los que no lo sepáis, va en silla de ruedas desde los 19 años, cuando una neuropatía la dejó sin movilidad en las piernas. Ella apostó por vivir  con los que denomina sus tres valores: libertad, amor y pasión. Su discurso está en la misma línea que la del formador Victor Küppers. Éste aboga por una vida con entusiasmo y por potenciar nuestros conocimientos y habilidades con una actitud positiva. Saludé a Küppers el otro día en la presentación del muy recomendable Libroterapia (Plataforma), de Jordi Nadal, nuestro común editor. Felicité a Küppers porque tiene nuevo libro y por su discurso siempre estimulante. Me contestó: “Yo sólo digo cosas de sentido común, no me he inventado nada” . Cierto, pero con qué gracia, con qué soltura y con qué buen rollo lo transmite.

Küppers y Perales nos animan a repensar nuestros días. La nadadora acaba su charla en Petit Comité diciendo que “si lo intentas, siempre ganas algo”. Así que tras escucharla, vuelvo a mi trabajo cotidiano con ganas de “ganar”; de seguir trabajando para que mi hogar funcione cada día; para que los míos se sientan cuidados y felices; para que consiga tiempo para escribir; para nuestros proyectos familiares…Os dejo sus palabras. Las rubrica con su ejemplo.

 

Anuncios