flores terraza

Casi de un día para otro nuestras casas cambian de “look”: la luminosidad ganada por el controvertido cambio de horario -¿es realmente eficiente?-, la explosión de nuestras plantas de exterior que florecen de forma colorista y abundante, la tendencia a abrir para que circule aire fresco, la necesidad de algunos de ir acumulando rayos uva o el deseo de otros de encontrar un espacio de confort exterior en el hogar para leer, descansar o simplemente para no hacer nada. Es época de balcones terrazas, patios o jardines. Es el momento de adaptar nuestro espacio exterior para que contente y alegre la vista a todos.

En primer lugar hay que facilitar el acceso al exterior. En mi caso, es solo cuestión de trasladar una butaca que en la temporada invernal está de espaldas a la terraza. Hay que despejar y ordenar. Muchas veces las salidas exteriores son una especie de trastero de bicicletas, bolsas de deporte, cascos o enseres varios que allí fuera no molestan mientras no los vemos. Para limpiar, agua, agua y más agua para que la barandilla, los muebles de exterior, los maceteros y el suelo reluzcan y den sensación de frescor. Me gusta en esta época del año empezar de buena mañana acondicionado este espacio.

Cada uno tiene lo que tiene con unas dimensiones y una estructura dadas. Pero lo podemos hacer acogedor y agradable con nuestros toques personales. Es básico habilitar un espacio para sentarse. Lo más habitual es una pequeña mesa con un par de sillas. Según donde la coloquemos, podremos conseguir más sitio para instalarnos (aprovechando una esquina, colocando un banco contra una pared o un palé con una colchoneta). Mis hijas son fans de las hamacas para tomar el sol. La ventaja es que se pueden doblar y apoyar en vertical en la pared.

Los materiales que escojamos (hierro, bambú, madera, piedra) conferirán un estilo particular a esta estancia de la casa. Las maderas requieren un mantenimiento. Ahora hay productos de fácil aplicación en spray que las dejan como nuevas. Las plantas son otro elemento esencial. En esta época se agradece su abundancia y la combinación de plantas verdes con otras en flor. Debemos mimarlas, regarlas y situarlas en los lugares más idóneos para que se mantengan sanas. En nuestras terrazas urbanas se requiere que estén algo elevadas para evitar que se filtren humedades.

Es importante buscar el equilibrio entre sol y sombra. Tanto algunos arbustos como los toldos nos ayudan a conseguir mayor o menor exposición según nos convenga. Las telas que decidamos colocar en los cojines, las lonas de hamacas y parasoles y los manteles o separadores darán el toque de color que busquemos. Es importante que sean tejidos resistentes y fáciles de lavar.

La iluminación es otro punto clave. A las luces que podamos tener instaladas les va bien siempre aportaciones puntuales para dar más calidez y velas y más velas que ahuyentan mosquitos y crean un ambiente de paz y relax. Las led de diferentes tamaños se han ganado mi cariño pese que al principio no les veía el punto. Colocad elementos atractivos que veáis desde el interior de casa como este centro maravilloso de au nome de la rose que me ha regalado Rocío. ¡Gracias! Queda inaugurada la temporada de terraza.

Anuncios