limonHace más de diez años que tengo un pequeño limonero en mi reducida terraza urbana. Durante este tiempo he visto cada año con sorpresa como florecía en primavera. Es una maravilla constatar el ciclo de la naturaleza en las macetas de tu balcón expuesto al ruido y a la contaminación de la urbe. Los frutos son escasos. Esta temporada, dos limones. Pero yo persisto en los mimos para que se haga fuerte. Siempre por esta época le ataca la cochinilla y veo peligrar a mi arbusto que va despoblándose progresivamente de hojas. Aconsejada, como siempre, por mis floristas de Mayflower, lo trato con el fungicida (no insecticida) de Compo específico para esta plaga. Y resurge. Lo riego con frecuencia pero con moderación y abono su tierra un par de veces al año.

El otro día Roger, un amigo de mi hija, me regaló unos limones enormes. Por lo visto, su árbol es gigante y los frutos caen generosos al suelo. Corté uno por la mitad y el olor a cítrico lo invadió todo. Lo exprimí con la mano y me bebí un par de vasos de agua con limón, mi refresco preferido en verano. En situaciones de extremo calor la imagen de esa limonada es el paraíso. En Francia Volvic y Semillante han conseguido un producto muy acertado de agua mineral con un toque de limón. En España, Font Vella tiene una versión más azucarada. Algunas personas toman en ayunas agua tibia con limón para depurar su organismo.

El limón perfuma y acompaña guisos de pescado y de pollo. Es perfecto para los aderezos o la repostería, tanto el zumo como la ralladura (en el típico bizcocho del yogur o en la masa de los panellets). Es un excelente producto de limpieza. Cuando os quede medio limón ya usado lo podéis colocar en el cubertero del lavavajillas como ambientador. También en la nevera. Acostumbro a utilizar ese medio limón para blanquear las uñas de las manos y para frotarlas después de pelar verduras o cebollas. Recuerdo que esto lo hacía mi abuela.

Es útil en varios trucos de limpieza. Si ponemos una olla con agua y zumo de limón a hervir conseguiremos que el vapor que sube al extractor ayude a reblandecer la grasa y sea más fácil limpiar los filtros. Lo mismo si ponemos un bol en el microondas. Nos ayudará a limpiar el interior del aparato y dejará un agradable perfume. Hace tiempo que leí que la corteza de limón ayudaba a blanquear las puntas de los calcetines blancos de deporte. Probado. La pones en el interior del calcetín y los lavas en la lavadora. También es efectivo para la ropa blanca que por el desuso ha cogido un tono amarillento. Poned un barreño con un poco de jabón y zumo de limón y sumergidla. Una bayeta mojada en agua con limón es eficaz para abrillantar la grifería y limpiar cristales.

 

 

 

Anuncios