cubiertos

Ideas de El Mueble

Todas las casas comparten muchos elementos pero cada una es un mundo. Todas las mesas de Navidad se parecen pero no hay dos iguales. En muchas ocasiones hemos comentado que en la cocina y alrededor de la mesa se “cuecen” muchas cosas. En la de Navidad, más. Ese día y en ese espacio se evidencian las presencias, las ausencias, la normalidad, la excepcionalidad, lo cotidiano, lo extraordinario, lo lejano y lo cercano. Pensar y preparar con esmero y cariño la mesa de Navidad es una buena forma de acoger a los comensales y de demostrarles que su presencia es importante.

Si dais una ojeada a las revistas de decoración (El Mueble es un referente) o a los escaparates de tiendas para el hogar, encontraréis buenas ideas para inspiraros. Después cada uno las adapta en función de lo que tiene. Personalmente apuesto por una mesa de fiesta que contenga los tonos insignia de la fiesta como el verde y el rojo. El blanco siempre queda bien combinado con plateado o dorado.

¿Qué elementos considero básicos para decorar la mesa de Navidad?

– Un buen mantel, el de Navidad (en muchas ocasiones sale de año en año), generoso de medidas y bien planchado. Para aquellas personas que tienen que añadir alargues a su mesa y no tienen uno que las unifique se puede poner una gran sábana abajo y otro encima más corto. En las tiendas de telas venden piezas con motivos navideños para hacer caminos o individuales. Y también hay refinadas propuestas en papel.

Vajilla y cubertería. Es el día de sacar la que no usamos normalmente. Hay piezas antiguas, anteriores a la era del lavavajillas, que vale la pena lucir ese día: soperas, bandejas, tazas de consomé…También es el momento de poner los cubiertos especiales para pescado, postre o aperitivos.

Los complementos. Las velas son un elemento de decoración muy agradecido. Muchas pequeñas, una grande, en dos candelabros, en portavelas decorados o en centros con vegetación aportan mucha calidez. Es importante que no sean aromáticas para no enmascarar los sabores de los platos. En muchas casas hay piezas que tradicionalmente adornan la mesa. Este año se “llevan” los renos (los he visto en A loja do gato preto y en Muy Mucho), también las estrellas en diferentes tamaños y piezas con mensaje en madera o hierro. Los adornos con flor seca y las poinsetias son una buena opción.

Una identificación para cada comensal. Poner el nombre de cada persona es práctico a la hora de sentarse. Los más pequeños de la casa son unos buenos artistas para ayudarnos a poner cartelitos en la servilleta, en el respaldo de la silla o apoyado en las copas.

La iluminación. Es importante que la mesa esté suficientemente iluminada pero con calidez. Como solemos variar la mesa de sitio para la ocasión es importante estudiar con antelación los puntos de luz y acercar alguna lámpara auxiliar si es necesario.

A la hora de ubicar a los invitados hay que pensar en el protagonismo de los más mayores y también en la comodidad para poder levantarnos y servir. A los anfitriones nos toca velar para que todo el mundo se sienta cómodo: desde la comida hasta la conversación pasando por los imprevistos.

Os deseo a todos una muy feliz Navidad

Anuncios