cama Westwing

Estilismo Westwing

En una casa hay mucha vida y mucho trabajo. Cuando te ausentas varias horas, al volver puedes creer que todo sigue igual pero no siempre es así. Si vives solo, te encuentras con lo que dejaste. Los que trabajamos en casa cumplimos diariamente con unas rutinas que renuevan lo que parece estático a los ojos que revisitan el hogar. María es una seguidora del blog que vive en Suiza y que me sugirió en un correo que hablara de las tareas de casa y de la periodicidad de éstas. Empiezo hoy con las del día a día. En otros post detallaremos aquellas que se hacen semanalmente, una vez al mes o un par de veces al año.

¿Cuáles serían las tareas imprescindibles de cada día en una casa?

Ventilar y airear las estancias. Los expertos señalan que diez minutos son suficientes para renovar el ambiente. En climas cálidos uno puede dejar entreabierta una ventana prácticamente todo el día. Incluso en estos casos, hay que vigilar porque si nuestra vivienda está en una zona muy urbana el ruido y la polución también se cuelan por la ventana y ensucian más que otra cosa. En invierno es importante no relajarse con el reloj por un tema energético. La calefacción está en funcionamiento y cuesta mantenerla.

Hacer las camas. No concibo salir de casa sin las camas hechas. Me parece un horror volver al hogar y encontrarte la cama revuelta. Para mi hija mayor esta tarea nunca ha sido prioritaria. Soy su Pepito Grillo y atiende a mi demanda de “arreglar” la cama más por agotamiento ante mi insistencia que por convicción. Además ha encontrado argumentos que respaldan su postura. Un día me mandó este enlace con un exclamativo “mira, mira”. Sostiene, avalado por un estudio universitario, que hacer la cama levanta demasiados ácaros: http://www.24horas.cl/tendencias/saludybienestar/comprobado-hacer-la-cama-es-malo-para-la-salud-912275. Leído el artículo sigo considerando imprescindible hacer las camas y no de cualquier manera. Me dicen en casa que es uno de mis “tocs” porque me gusta estirar las sábanas y colchas con ahínco y ahuecar almohadas y cojines como si fueran nuevos. Algún beneficio debe tener este enérgico ejercicio, digo yo.

Limpiar superficies y suelo de cocina y baño. Son dos espacios que se usan a diario y que requieren un mantenimiento constante. Aunque se deben hacer más a fondo periódicamente, hay que repasar con una bayeta específica y húmeda (las de microfibra van muy bien) y un producto adecuado (es importante el olor que deja) los lavamanos, platos de ducha e inodoros así como las superficies de las cocina, el fregadero y la mesa. Y tres cuartos de lo mismo con el suelo: barrer o pasar el aspirador (dicen los expertos que el consumo de este aparato es excesivo) y fregar con agua limpia.

En las casas con varios miembros es importante llevar al día el ciclo de la ropa y eso conlleva poner lavadoras, colgar, destender, doblar, planchar y guardar prendas. Las amas y amos de casa tendemos a realizar muchas más tareas cada día como ir a comprar o cocinar, limpiar el polvo, cuidar las plantas…En otros supuestos estas actividades se pueden delegar o agrupar en algunos días. En fin que ahora mismo os podría enumerar una larga lista de tareas que se hacen en casa a diario pero que ya no estoy segura de si son obsesiones mías o estrictamente necesarias.

Enlace relacionado: ¿Cuánto tiempo dedicamos al hogar?

 

Anuncios