FloresHace días que noto los ojos irritados. Será la creciente polución, pensé primero. Después, tras unos días de imponente sol y altas temperaturas, atribuí esas molestias en los ojos a la llegada de la primavera y al famoso polen, motor de alergias. El calendario ya ha declarado inaugurada la temporada. Las próximas jornadas vendrán marcadas por los altibajos del termómetro pero al final se impondrá la explosión de la vegetación, de las flores y los frutos. Me sorprende un año más que las plantas de mi modesta terraza de ciudad me hablen con sus cambios. En pocos días, se van transformando y todo huele y se percibe ya diferente.

El limonero florece y saca nuevas y renovadas hojas, la planta de Carmen crece fuerte y abre día a día sus flores, los claveles de la abuela están imparables, el pequeño arbusto trasplantado de mi madre está lleno de flores blancas…y la ponsetia que me regalaron hace más de un año unos amigos vuelve a ponerse roja. ¡Qué misterios! El ciclo de la naturaleza maravilla por su evolución silenciosa y callada. Y despierta en mí, urbanita nata, unas ganas de renovar y alegrar la casa con motivos vegetales.

Todas esas señales que están en el ambiente invitan a llenar nuestras viviendas de flores y sentir una vez más que el hogar es un espacio moldeable que decora nuestras vidas. Es un buen momento para:
– Poner al día tus plantas. Remover la tierra, abonar y añadir nueva. Limpiar maceteros e incorporar nuevas plantas. Es tiempo de margaritas y de bulbos. Hay que cuidar también las plagas que vienen en forma de pequeños insectos o que hacen enfermar las plantas, como la recurrente cochinilla.
– Colocar jarrones de diferentes tamaños con mimosa o tulipanes en la entrada o en mesas auxiliares.
– Comprar complementos con flores como pequeños cojines, delantales, individuales, un mantel, cesta del pan,tazas…
– Mover algunas piezas de mobiliario para mirar hacia fuera y ganar espacio visual.
– Comprar jabones aromáticos que decoren y perfumen nuestros baños. También alguna caja o recipiente decorado con motivos florales para guardar cosméticos o cepillos y peines.

A nuestros buzones llegan catálogos de tiendas. Daos un paseo por sus páginas o por las webs de los comercios que os gustan y coged ideas. A mí me inspiran: Ikea, Zara Home, Casa Viva, Maison du Monde, Muy Mucho, Natura, Sandra Marques y mis floristas de MayFlower.
A veces agrupar plantas en una caja o velador, poner farolillos en la terraza, incorporar una jarra de color o cambiar la tulipa de una lámpara son toques que alegran mucho nuestras casas y nos proporcionan bienestar.
Sí, la primavera la sangre altera, pero con un poco de planificación y buenas ideas podremos hacer una apacible transición del invierno al verano con todas las tareas domésticas que ello conlleva. Empecemos ya y alegrémonos la vista con flores para que ese trabajo sea más llevadero.

Enlace relacionado: Propuestas sencillas de primavera

Anuncios