Cuando un amigo o una amiga te pasa una receta suele ser a petición. Ocurre que las especialidades de los nuestros nos gustan porque vienen de ellos. Con frecuencia son platos que no cocinamos habitualmente y que pueden aportar nuevos aires a nuestros menús. Al principio seguimos la receta al pie de la letra con espíritu de fidelidad al original. Con el tiempo la hacemos con ciertas variantes en función de los productos que tengamos y de los gustos de los de casa. Hoy os propongo un menú que tiene tres nombres, el de los tres amigos que me las han pasado. ¡Gracias!


Crema de guisantes de Glòria

Ingredientes: 2 puerros, 2 cebollas medianas, 1 patata, 800 gr de guisantes,1 litro de agua, aceite y sal.

En una olla con un chorro de aceite, pochamos los puerros y las cebollas bien cortados. Cuando están blandos y adquieren un tono transparente, añadimos los guisantes, la patata troceada y cubrimos con agua. Añadimos la sal y dejamos que hierva hasta que los guisantes y la patata estén blandos. Después trituramos y pasamos por el chino (los que no tenemos thermomix) para que quede una textura homogénea. Utilizo los guisantes congelados de Mercadona. Son pequeños y muy sabrosos. Es una crema deliciosa, con un color verde guisante muy bonito.

Bacalao a la blandi de Rossend

Ingredientes: 1 lomo de bacalao desalado, 2 yemas de huevo, 4 patatas medianas, aceite de oliva y 2 dientes de ajo.

Se pelan las patatas y se trocean. Las hervimos 15 minutos y las reservamos. Ponemos el bacalao en un cazo con agua fría y cuando empieza a hervir, apagamos el fuego y lo tapamos. Se cuece en 5 minutos. Colocamos en una olla las patatas, el bacalao sin piel y en el centro, en un hueco, las yemas de huevo con los dientes de ajo previamente triturados en el mortero. Añadimos casi un vaso de aceite de oliva y salamos al gusto. Cerramos la olla y, como explica Rossend, hacemos un poco de ejercicio. Separamos las piernas, bajamos la olla a la altura de las rodillas y cogiéndola bien por las asas le damos vueltas enérgicamente para que se mezclen todos los ingredientes. Este plato lleva huevo crudo, por lo tanto, hay que consumirlo pronto y no congelarlo. Esta receta me ha llevado a comprar también bacalao fresco, que nunca compraba. Es un pescado económico y muy gustoso.

Tarta de queso de Eli

Ingredientes: 75 gr de galletas tipo Digestive, mantequilla, 350 gr de nata líquida, 350 gr de queso tipo Philadelphia, 40 gr de azúcar, 5 gr de gelatina en polvo o 3 hojas y mermelada de frutos del bosque para la cobertura.

Machacar las galletas y mezclar con la mantequilla derretida. Cubrir con esta masa la base de un molde redondo desmoldable. Poner en la nevera. Hervir la nata, el queso y el azúcar. Fuera del fuego, incorporar las hojas de gelatina previamente puestas en remojo unos 10 minutos en agua fría. Añadir al molde y dejar en la nevera un mínimo de 6 horas. Al final se le añade la mermelada. De esta receta de cheesecake hay múltiples versiones pero está es fácil y es la de Eli, y por eso nos gusta.

Ya lo sabéis, si queréis perpetuaros en otras casas, exportar vuestra receta estrella y allí estará vuestro plato y vuestro nombre.

Enlace relacionado: Recetas de mis amigas II

Anuncios