Hoy os presento tres tartas de chocolate (Ya le avisé Dr. Shinya que ahí le desafiaría y asumo las consecuencias). Todo el mundo cuando las ve cree que se trata de un brownie pero no lo son. Ninguna de ellas lleva nueces. Comparten ingredientes y son muy fáciles de elaborar. Son un éxito asegurado. Yo las troceo a cuadrados y las sirvo acompañadas de helado como postre o tal cual para una merienda. Les he puesto el nombre de quien me pasó la receta: mi cuñada Pilar y mis amigas Ana y Eli. Gracias a las tres. Ahí van las recetas.

Tarta Ana

Ingredientes: 6 huevos, 2 1/2 vasos de azúcar, 2 1/4 de harina, una cucharadita de levadura, 125 gr de mantequilla, 200 gr de chocolate negro postres y 1 vaso de leche.

Se calienta el chocolate con la mantequilla y la leche un par de minutos al microondas o en un cazo al baño María. En un bol se mezclan los huevos enteros con el azúcar. Se añade después la harina y la levadura. Finalmente se incorpora la mezcla del chocolate. Se hornea a 180º unos 35 minutos.

Tarta Eli

Ingredientes: 6 huevos, 200 gr de azúcar, 90 gr de harina, 175 gr de mantequilla, 175 gr de chocolate negro postres.

Se mezclan los huevos con el azúcar. Se añade la harina tamizada y el chocolate previamente fundido con la mantequilla. Media hora de horno a 180º.

Tarta Pilar

Ingredientes: 4 huevos, 150 gr de azúcar, 2 cucharadas de Maizena, 125 gr de mantequilla y 200 gr de chocolate negro postres.

Mezclar los huevos con el azúcar y añadir la Maizena. Finalmente incorporar el chocolate derretido con la mantequilla. Media hora de horno a 180º.

Os sugiero que hagáis las tres. Probad cada una en ocasiones diferentes para valorar cuál os convence más. Las tres tienen en común muchas cosas -coinciden muchos ingredientes- y el aspecto de falso brownie porque se forma una costra en la superficie que es además el indicador para saber cuándo está hecho el pastel. En todos los casos es mejor que peque de poca cocción que excesivamente horneado. Las tres son deliciosas y muy fáciles de hacer. El de Ana es el más contundente y el que más cunde porque se pueden servir porciones más pequeñas. El de Pilar vuela porque se come como si nada. Las medidas del de Eli son muy fáciles de recordar y en casa es ya un clásico. Por aquello del parecido con el brownie acostumbro a hacerlas en un pirex cuadrado.

Enlace relacionado: Tarta a los tres chocolates

Anuncios