Acudo al nuevo programa de 8tv Migdia de Ruth Jiménez para hablar del ama de casa hoy. El tema surge a raíz de una entrada enciclopédica que define a la princesa Leticia como ama de casa. El periodista Miquel Valls introduce la cuestión leyendo las definiciones que del término “ama” aparecen en el Diccionario de la Real Academia Española. Empieza por “cabeza o señora de la casa o familia” y de ahí va degenerando. En la acepción ama de casa indica: ” Mujer que se ocupa de las labores de la casa”. Correcto. Consulto el María Moliner -con respeto y admiración tras ver la obra teatral que interpreta Vicky Peña- y encuentro: “Se aplica a la mujer que se dedica a las tareas de la casa”.

Y finalmente miro en Wikipedia: ” Un ama de casa o una dueña de casa es considerada, en la cultura tradicional, la mujer que tiene, como ocupación principal, el trabajo en el hogar con los quehaceres domésticos tales como: el cuidado de los hijos, la limpieza de la casa, la compra de víveres y otros artículos, la preparación de los alimentos, la administración parcial o total del presupuesto familiar, y un largo etcétera”. El mayor problema que se nos plantea es que el término “ama de casa” no ha evolucionado con los tiempos. No hemos sabido darle un aire nuevo al concepto, que lo tiene, y tampoco hemos encontrado una nueva acepción que sea clara y contundente.  Así que de momento nos quedamos con la que tenemos. Designa todavía de forma mayoritaria a mujeres pero también a algunos hombres. NO tiene una connotación peyorativa. Huyamos de estereotipos y caricaturas -me refiero a … me resisto a decirlo… a las marujas- y aceptemos que la mayoría de las mujeres trabaja a tiempo parcial o total como ama de casa.

La conjugación de vida privada y familiar con vida profesional es más fácil si ponemos sobre la mesa todos los elementos. Parece que sea natural hablar de actividades relacionadas con la esfera profesional (viajes, reuniones, innovaciones…) y en cambio nos cueste hablar de cuestiones domésticas y cotidianas (organizar la compra, recogida de los niños del colegio, buenos productos de limpieza…). El ama de casa hoy es una/un gestor de múltiples tareas que busca la eficacia y el bienestar. Hablamos de bienes tangibles como la calidad de vida en nuestras casas a través de la alimentación, la higiene, el confort…y sobre todo del cobijo y el calor que encontramos en nuestros hogares. El ama de casa del siglo XXI puede ser una persona, dos o varias que trabajan en equipo en busca de un bien común. Una buena organización doméstica revierte en los beneficios mencionados y también en nuestra economía.

Aquí os dejo el enlace de la intervención en la tele: http://www.8tv.cat/migdia/videos/societat/les-mestresses-de-casa-del-segle-xxi

Enlace relacionado: Amas y amos de casa

Anuncios