Delicioso vol au ventDe vuelta a la rutina, el mes de enero es un mes de buenos propósitos. Uno habitual y frecuente es el de iniciar el año con una dieta sana y equilibrada. Algunos, incluso, se aventuran a iniciar un régimen para quemar las calorías extra de las fiestas navideñas. Pero, como muy bien comenta habitualmente la nutricionista Magda Carlas, no hay dietas milagro y sólo se trata de poner sentido común en nuestras mesas. Así que hoy me arriesgo al hablaros de la deliciosa masa de hojaldre que muchos asociareis a un producto prohibido. Si integráis el hojaldre en un menú equilibrado, no pasa nada. O sí que pasa, que disfrutaréis del plato porque no olvidemos que la comida tiene  mucho de festivo.

La masa de hojaldre se puede hacer en casa. En esta página amiga está maravillosamente bien explicado : http://webosfritos.es/2009/01/mi-hojaldre/ Es una receta laboriosa que requiere una serie de condiciones pero es posible. Es mucho más fácil comprarla fresca. La podéis encontrar en la zona de frescos del supermercado. Me gusta especialmente la marca La Cocinera. También Buittoni. Existe la posibilidad de adquirirla ya hecha como las tarteletas o vol au vent. Los encontráis en la sección de panadería del supermercado pero si los encargáis en vuestra panadería veréis que hay diferencia. El hojaldre nos sirve de base o envoltorio tanto de platos salados como dulces.

En el último número de Telva aparecía una aperitivo muy atractivo: tarteletas de tomate, anchoas y tomillo. Se hacen cuadrados de 10cm con una plancha de hojaldre. Encima se pone una rodaja gruesa de tomate y se espolvorea con una picada de ajo, tomillo, aceite, pan rallado y sal. Se hornea hasta que suba la masa y los últimos minutos se incorporan anchoas cortadas con un poco más de tomillo.

En casa, cuando hago croquetas (croquetas caseras), guardo un poco de masa para rellenar vol au vent individuales o tamaño mini como aperitivo. Es uno de los platos preferidos de mi marido. También me sirven los restos de pollo del caldo al que añado  un poco de jamón serrano y bechamel. Podéis hacer el relleno con butifarra, gambitas, cualquier verdura…Las posibilidades son muchas.

Otra: Barquitos de brie. Se construyen mini barquitos (rectángulos y dos tiras a los lados pintados con huevo) y hornean. Freír por separado cebollas tiernas, puerros y espárragos. Cubrir con queso brie y tapenade de aceitunas negras y darle un punto final de calor.

Es famoso el filete Wellington o el rape encapuchado. En ambos casos se fríe el solomillo de ternera o los lomos de rape con el acompañamiento deseado (cebollas, champiñones…). Al final se envuelve en hojaldre. Se pinta con huevo y se hornea. Son platos deliciosos y de espectacular presentación.

Y por último os paso una receta dulce  que ahora hace tiempo que no hago -la voy a recuperar ya-: Hojaldrada de manzanas, nueces y chocolate. Se cortan a octavos ocho manzanas rojas y se doran en una sartén con un poco de mantequilla. Se espolvorean con dos cucharadas de azúcar moreno. Se pican quince nueces y se añaden. Una vez fuera del fuego, se incorporan trocitos de chocolate negro (150gr). Toda esta mezcla se pone sobre una placa de hojaldre. Se tapa con otra y se enrolla un poco el borde para que quede bien cerrado. En la placa de arriba se hacen incisiones con un cuchillo para provocar un efecto rejilla. Se pinta con huevo y se hornea. Está deliciosa.

Se me ocurren más y más platos con hojaldre. Seguimos otro día.

Anuncios