Sergio-Vila-SanjuanEstaba en el aire es el título de la novela ganadora del Premio Nadal 2013. Su autor, mi marido, Sergio Vila-Sanjuán. Así que este post va de mi hogar con mayúsculas porque las vivencias que se cuecen en cada casa son las que conforman nuestro imaginario. Ayer regresamos a casa a las 2 de la mañana una vez finalizada la gala del premio, emocionados por haber vivido una jornada de Reyes que culminaba con la entrega del galardón de editorial Destino. Nos sorprendió llegar a casa y encontrar un montón de luces encendidas.A esa hora suponíamos que nuestros hijos estarían durmiendo. Pero habían preparado una sorpresa y estaban escondidos esperando nuestra llegada para celebrar el éxito de su padre. Saltaron a sus brazos y nos recibieron con una inmensa pancarta de felicitación encima de la mesa de la cocina. La mesa de la cocina, ese referente común en muchas casas, lugar de encuentro y de conversaciones y, por supuesto, el más adecuado para festejar una celebración. Allí estaba también la firma de nuestra hija mayor que hace tres días se fue a Londres con una beca Erasmus.

La obra se presentó con pseudónimo y bajo el título Una buena manera de terminar que sin duda reconvierto en una buena forma de empezar. Una magnífica manera de iniciar el año, con todos felices y con esa novela en el horno. No seré objetiva ni lo pretendo. Estaba en el aire es un libro ameno, que se lee con fruición, que nos traslada al ambiente de los años sesenta y cuyos personajes acaban resultando muy cercanos. Me alegra que esta novela salga con el empuje del Premio Nadal porque es una obra que tiene mucho que ver con la vida personal del autor. En ella mi marido recrea ambientes de su infancia y escenas domésticas y profesionales muy de primera mano. Barcelona, su ciudad, la urbe del mundo editorial, es el escenario de este relato.

Sergio vive por y para la familia y la cultura. Apasionado de los libros y el arte, siempre atento a todas las novedades, generoso con sus colegas, amigo de sus amigos, es un excelente padre y marido. Estoy orgullosa de él por todo ello y le deseo todo el éxito que se merece porque lleva muchos años trabajando con ahínco en un mundo de papel y de letras.

Anuncios