Propuesta de decorablog.comYa hace frío, muchas tiendas están decoradas de Navidad, en las ciudades y pueblos se encienden las luces con adornos y en nuestras casas empezamos a planificar Navidad. Los que tenemos niños pequeños no necesitamos motivaciones extras para entrar de lleno en el tema. Ellos reclaman decoración con mayúsculas, cantan las canciones que están ensayando para sus festivales y empiezan a escribir y reescribir su carta a los Reyes Magos. Hemos comentado otros años que la Navidad despierta sentimientos encontrados. Esta festividad ligada a la familia y al hogar pone al descubierto, en ocasiones, ausencias dolorosas. Desde el respeto a esas situaciones, vuelvo a hacer una defensa de la Navidad como lugar de reencuentro y de buenas intenciones.

La Navidad y su poética pero también su pragmática. Pensar la Navidad implica organizar. La situación de crisis actual nos lleva a ser muy cautos en los gastos y muy ingeniosos para sacar el máximo partido a las cosas. Comparto con vosotros algunas ideas que me funcionan para no agobiarme. Hablaremos de la comida, la decoración y los regalos.

La comida

Es muy útil pensar el menú con antelación. Las revistas de decoración, salud o moda vienen llenas de ideas. Es un buen momento para comprar y congelar producto fresco. A partir de ahora los precios se disparan, especialmente en el pescado. Todos los ingredientes que sean necesarios para vuestra comida ya los podéis adquirir y guardar en la despensa. Dejad sólo para el último momento la fruta o la verdura. Si tenéis un comercio de confianza, encargad unos días antes los productos para pasar a recoger y evitar colas.

Es importante que tengáis por la mano el menú. Si queréis innovar, probad un día de estos el plato. No intentéis sorprender en el último momento porque puede estresaros muy mucho. Yo apostaría por un menú accesible y bien presentado. Algunos de nuestros platos cotidianos pueden cambiar con un adorno. Por ejemplo, una crema de calabaza (puerro, calabaza, zanahoria y patata) presentada en cada taza con una figura de hojaldre en forma de estrella o de bola navideña; un pollo o pavo relleno aderezado con los frutos secos de la estación; un pescado al horno con hortalizas y unas brochetas de fruta coloristas y refrescantes antes de los turrones.

Junto con la comida está el punto importante de la puesta en escena. La mantelería debe estar ya lista. Repasad que esté bien limpia y planchada. Si necesitáis más servicios, recordad que mydrap ofrece rollos de servilletas de un solo uso en algodón. Zara home también las vende. Si queréis darle un toque diferente a otros años, podéis comprar un trozo de tela sedosa y hacer un camino central en la mesa con un tono dorado, plata, rojo o verde.

Nuestros pequeños, tan activos y creativos, pueden resultar de gran ayuda para hacer carteles o servilleteros de cartulina con los nombres de los comensales. Las velas siempre dan un toque íntimo y festivo. Utilizad portavelas antiguos o candelabros decorativos-esta es su oportunidad para ser útiles- o haced un centro sobre una pieza de pizarra o en un plato grande con velas de diferentes tamaños. En este enlace encontraréis diferentes propuesta para la inspiración: http://www.decorablog.com/ideas-para-decorar-la-mesa-de-navidad/

Anuncios