Una de las grandes gratificaciones del huerto es la recolección de tomates de verdad, es decir, de temporada. Aunque el tomate está presente todo el año -los invernaderos lo hacen posible- en tiendas y mercados, adquiere su plenitud en pleno verano. Estos últimos días ya he encontrado alguno que huele y sabe auténtico. Tipificada como la hortaliza número uno por su popularidad y consumo, el tomate es un excelente antioxidante. Su consumo habitual protege de enfermedades cardiovasculares y de distintos tipos de cáncer.

Mi cuñada Pilar, milanesa de adopción, nos manda desde Italia dos atractivas recetas para un aperitivo. Ahí van.

Crostini fragole e olive

Tostar rebanaditas de pan en el horno o en la tostadora. Mientras preparar una combinación de fresas cortadas en trocitos pequeños con olivas deshuesadas que sean gustosas, unas hojitas de basílico troceado, un chorrito de buen aceite, vinagre balsámico y de vino (optativo), sal y pimienta. Mezclar bien para que se unan los sabores. Colocar encima de los trozos de pan tostado y … ¡listo! Otra posibilidad es hacerlo con una tapenade y también poner una bolita de queso de cabra encima.

Tomato love

Mezclar en una cazuelita azúcar (2c), agua (1c) y vinagre balsámico (10cl). Llevar a ebullición hasta tener un caramelo consistente. Pasar los tomates insertados en un palillo por el caramelo y enfríar. ¡Están fantásticos!

Un buen tomate os puede solucinar un primer plato. Lavados y cortados a rodajas finas, bien aderezados con aceite gustoso, con un poco de sal gorda y espolvoreados de sésamo tostado y pasas de corinto.

Las ensaladas de tomate y atún son muy nutritivas y refrescantes. El tomate conjuga perfectamente con todo tipo de ensaladas: de pasta, lentejas, garbanzos, judías, patata, arroz, sémola o lechugas.

Un gran invento, típico de Catalunya, pero cada vez más extendido por otras zonas es el famoso pan con tomate. Me parece imposible hacer un bocadillo sin frotarlo con un buen tomate maduro o de la Mercè. Hay quien prefiere pan sólo con aceite. Puede ser una opción pero no te quedes sin probar la del tomate. Conozco a alguna persona que creía que no le gustaba y a partir de cierta edad se dejó de manías y empezó a disfrutar de esta sencilla combinación. ¡El pan con tomate está riquísimo!

Y no olvidéis que medio tomate puede aliviar el dolor de la picadura de una avispa en la piel.

Enlace relacionado: Los tomates son para el verano

Anuncios