Rossend, activo seguidor de este blog, nos proponía hace poco esta cuestión ( Productos para limpiar el baño): qué es mejor usar jabonera o un dosificador. En temas del hogar los usos y costumbres determinan mucho nuestras actuaciones. También la comodidad y la estética. De pequeña recuerdo que ciertas pastillas de jabón de baño eran identificadoras de ciertas casas. Por ejemplo, asocio la de La Toja ovalada color marrón chocolate con la casa de mis abuelos. Me encantaba su tacto y su aroma. No así el de Heno de Pravia, un clásico de la época que hizo famosa la frase “el aroma de mi hogar”. Era un pastilla rectángular que al secarse se agrietaba y que a mí no me gustaba. En la actualidad mi amiga Lourdes me ha malacostumbrado a los jabones Roger Gallet, redondos y exquisitos, suaves al tacto y elegantemente perfumados.

Volvamos a la pregunta inicial: el dosificador de jabón es un complemento que a juego con otros elementos del baño decoran la estancia. Existen múltiples marcas para rellenarlos. En L’Occitane tienen envases bonitos con fragancias estupendas como la de verbena. En casas con niños es habitual utilizar jabón con dosificador directamente con el envase original por cuestiones prácticas. Los dosificadores con frecuencia no funcionan del todo bien -los transparentes de la tienda Muji que utilizo para llenar de Mistol son estupendos-. También hay que ser cuidadosos con su limpieza porque con frecuencia si tienen algún elemento metálico tiende a oxidarse o a secarse la última gota de jabón.

El jabón de pastilla y el de dosificador no son incompatibles. Yo tengo los dos formatos. Los buenos jabones de pastilla, los naturales y aromáticos son un perfecto ambientador. El problema es que estéticamente me gustan nuevos, con su forma original y sus impresiones de letras o dibujos. La erosión por el uso los va empequeñeciendo y les hace perder presencia. Igual os parece una tontería pero cuando llegan fiestas como Navidad o invitados especiales siempre pongo jabones nuevos. Una solución es tener una cesta con jabones que decoran y perfuman y usar un dispensador para el día a día.

Existen en el mercado jaboneras muy bonitas que se alejan del típico recipiente con rejilla para que el jabón no manche la superficie y que contribuyen a decorar nuestro baño. Mirad en Zara Home. Diariamente usamos el baño para lavarnos las manos en varias ocasiones. Que cada uno valore lo que más le gusta y le funciona. En casa tenemos dosificador en el aseo de los niños y pastilla en el nuestro junto a un dosificador sencillamente decorativo.

Anuncios