Hace unas semanas mi tía Matilde me evocó un plato de la infancia que hacía mi abuela. Me habló de sus canelones veraniegos, que dadas las temperaturas actuales, son una buena alternativa. Para prepararlos hay que hervir la pasta de los canelones y extenderlos en una superficie de la cocina. Después preparamos el relleno: picamos huevo duro, el contenido de alguna lata de atún, dados de tomate pelado y pequeños trozos de jamón serrano y dulce. Los enrrollamos y cubrimos de mayonesa. Un par de horas en la nevera y, listos para comer.

En la misma línea mi marido recuerda el pastel de puré que hacía su abuela. Y decide hacerlo para nuestro disfrute. Se prepara un puré de patatas -el que nos hizo era de sobre y estaba estupendo-, se extiende como un rectángulo encima de papel film y se deja enfríar. Para el relleno puso salsa de tomate, aceitunas cortadas y atún. Le dió la forma de brazo de gitano -tengo que averiguar de dónde viene esta expresión, mi hijo pequeño ya me lo ha cuestionado dos veces-con ayuda del papel y lo cubrió con salsa mayones. Un rato de nevera y a la mesa. Fue un buen revival. Para decorarlo se pueden alternar anchoas y aceitunas o tiras de pimiento rojo. Hay la versión caliente de este plato relleno con carne picada y salsa de tomate y gratinado al horno.

Por último os paso una refrescante ensalada que me ha pasado Mª Rosa: Ensalada de manzana. Los ingredientes que se necesitan son: 4 manzanas Golden, 1 lata de 1 kg de piña en su jugo, 100gr de queso Emmental, 100 gr de pasas de Corinto, 1 lata de 1/2 kg de maíz, limón y mayonesa.

Se prepara pelando las manzanas en dados y echándoles zumo de limón para que no se oxiden. Cortamos también las rodajas de piña y reservamos el jugo. En él, maceramos las pasas un par de horas. Incorporamos el maíz y el queso también cortado a dados. Finalmente añadimos las pasas escurridas y mezclamos todos los ingredientes con mayonesa.

Espero que estas sugerencias os solucionen alguna comida de este largo verano.

Anuncios