Estamos en verano, sí, pero esta última semana en la montaña el clima se balancea entre el tiempo otoñal y el invernal. Los termómetros pocas veces superan los veinte grados. Así que el cuerpo acepta de buen grado platos calientes. Mi amiga Ana me envió hace unos días esta receta suculenta y contundente, que dadas las circunstancias, me parece muy adecuada. Y también para compartir en vacaciones, cuando la larga duración de la digestión no da al traste con nada importante. Así que, enfundanda en un jersei, os mando la receta de mi amiga.

Garbanzos con gambas y butifarra

Ingredientes: 2 tomates maduros rallados, 1 cebolla picada, un poco de azúcar, 1 vaso de vino rancio, caldo, garbanzos, gambas, butifarra de payés.

Para la picada: 1 galleta, 1 diente de ajo, un puñadito de almendras tostadas, perejil.

Salar las gambas, freírlas y reservarlas. Freír las butifarras -no en exceso- y apartarlas también. Pochar la cebolla con sal y pimienta mucho rato, cuando la cebolla está blanda y transparente, añadir el tomate y la pizca de azúcar. Dejar un rato más e incorporar el vaso de vino (o jerez) hasta que se evapore. Añadir la picada diluida en un poco de agua y los garbanzos con su caldo -en caso de que se hayan hecho en casa- o con el caldo que se tenga a mano -los bricks son muy útiles en verano- hasta cubrirlos ligeramente. Entonces se ponen las butifarras y, al final de todo, las gambas.  Se puede tapar y dejar reposar un poco y así se acaban de hacer las gambas.

La verdad es que con solo escribir la receta se me ha pasado el frío de golpe.

Los amigos de webosfritos tampoco pueden resistirse a recomendarnos un plato de cuchara en verano: http://webosfritos.es/2011/07/guisado-de-ternera-con-verduras-en-cocotte/

¡Que disfrutéis de estos guisos en buena compañía y sin mirar el reloj!

Anuncios