Ya hemos hablado en otras ocasiones de los beneficios del chocolate, de su poder antioxidante, energético y estimulante. Sano y saludable en su justa medida, nos alegra la vida a casi todos los humanos -hay a quien no le gusta-y nos acompaña en muchas celebraciones. Àngels, a la que desde aquí deseamos una pronta recuperación de su operación, nos envía una atractiva tarta de chocolate, que se come con los ojos.

Ingredientes:

– 150 gr. de chocolate negro (fondant 72% cacao)

– 150 gr. de chocolate con leche

– 150 gr. de chocolate blanco

– 125 gr .de azúcar

– 750 ml. de nata

– 750 ml. de leche

– 3 sobres de cuajada (preferentemente marca Royal)

Para la base: 

– 200 gr. de galletas María

– 90  gr. de mantequilla

Un molde desmontable de unos 25 cm.

Preparación: trabajar la base triturando las galletas con un rodillo o con un robot de cocina, añadir la mantequilla derretida y mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Forrar la base del molde, repartiendo bien la base por el fondo y apretando con una cuchara o tenedor hasta conseguir que quede bien igualada. Meter en el frigorífico para que se endurezca.

Primera capa de chocolate negro: mezclar 250 ml. de leche y 250 ml. de nata. Separar 100 ml. de esta mezcla para disolver el sobre de cuajada.  El resto de la mezcla lo ponemos en una cazuela al fuego junto con 150 gr. de chocolate negro y 75 gr. de azúcar. Remover sin parar hasta que hierva, a fuego medio. Una vez que ha hervido, separar del fuego y echar la mezcla donde teníamos disuelto el sobre de cuajada. Volvemos a poner al fuego hasta que hierva otra vez sin parar de remover. Volcar sobre la base de galleta.

Segunda capa de chocolate con leche: repetir el mismo proceso de la primera capa pero añadir sólo 50 gr. de azúcar ya que el chocolate con leche ya lleva azúcar. Antes de volcar la capa sobre la de chocolate negro rallar ésta con un tenedor para que luego no resbalen las capas.Volcar la capa de chocolate con leche sobre la de chocolate negro con ayuda de un cazo puesto del revés para que no se mezclen los dos chocolates.

Tercera capa de chocolate blanco: repetir el mismo proceso anterior pero esta vez sin añadir azúcar. Volcar de la misma manera, con el cazo, sobre la capa de chocolate con leche y dejar reposar hasta que cuaje. Una vez frío, meter en la nevera hasta el día siguiente. Se puede decorar con virutas de chocolate, espolvoreando cacao sobre alguna plantilla o con bolitas de tres chocolates (tipo marca Vahiné).

Os invito a probarla antes de que apriete el calor y sea imposible trabajar el chocolate. Ya sabéis que Ferrero Rocher se va de vacaciones cuando el calor aprieta y sus bombones no mantienen la textura idónea. Y hablando de chocolate, Mercadona ha lanzado unas cajas de pepitas de chocolate para deshacer a muy buen precio (1.35 euros, 250gr).

Enlace relacionado: Pastel de chocolate y avellanas

Anuncios