Vuestros comentarios sobre la thermomix van en una única dirección: quien la tiene no se arrepiente. A mis referidas amigas hábiles entre pucheros hay que sumar a los grandes cocineros que utilizan la thermomix como un robot para agilizar determinados procesos. Su enriquece el tema con este enlace que salió en su estupenda web:  http://webosfritos.es/2010/07/thermomix-si-thermomix-no/

Los quioscos y los apartados de cocina de las librerías están llenos de revistas y libros para cocinar con el aparato. Hay cursos especializados, nuevas recetas y foros diversos en la red. Recientemente Tere me dio a conocer esta web, también de temas domésticos, donde las clases y recetas con thermomix tienen mucho peso: http://www.cristinagaliano.com/

Dicho todo esto, debo confesar que yo no tengo thermomix. ¿Por qué? Creo que puede resumir y simplificar mis razones en dos puntos:

  1. Nunca me ha parecido un buen momento para invertir los 1000 euros que cuesta.
  2. El hecho de que me guste cocinar y tenga tiempo para ello me hace pensar que no la necesito.

Es evidente que la thermomix es un electrodoméstico consolidado. Diría que es intergeneracional. El otro día me encontré a una vecina –que por edad podría ser mi madre- que trasladaba el aparato de su casa al lugar donde pasa los fines de semana. No quiero parecer una reaccionaria, seguro que es un buen ayudante de cocina. Quizá sólo deba catalogarme como resistente al cambio. Me comenta Merche que me tengo que dejar convencer por la “propia máquina”. Aunque constato por los comentarios que una buena presentadora, como ella, es esencial.

¿Perderán mis croquetas el sello de la casa si la masa la elabora la máquina en lugar de mi mano con la cuchara de palo?, ¿sabrán los pasteles igual?, ¿cocinaría lo mismo si la tuviera o me dejaría llevar por las recetas recomendadas?, ¿prepararía platos más sofisticados?, ¿me relajaría lo mismo estar en la cocina toda una tarde haciendo tres guisos a la vez?. ¿Son todas estas preguntas la evidencia de que algo dentro de mí se resiste al cambio en mi cocina de forma irracional? A estas alturas de la película, ya no lo sé. Os iré informando de mi evolución. Que sepáis que este blog está abierto a todas las propuestas gastronómicas hechas con o sin thermomix.

Anuncios