Vuelven los días de invierno y en estas jornadas frías, ventosas o lluviosas apetece un buen plato de los llamados de cuchara. Suelen ser recetas muy completas que nos permiten entrar en calor. Funcionan como plato único o acompañado de una ensalada. Mi amiga Glòria nos pasa la receta de la sopa Minestrone. La tomé hace poco en su casa y me entusiasmó. Tiene sabor, es más líquida que una crema de verdura y resulta muy depurativa.

Ingredientes:
-1 cebolla mediana
– 2 ajos y 1 guindilla
– 1/2 kg de calabaza
– 150gr de judía verde tipo perona
– 100gr de guisantes congelados
– 2 nabos
– 1 apio (solo el corazón, sin hojas)
– 6 tomates maduros pelados (fuertes)
– Albahaca y perejil picado muy pequeño
– Aceite de oliva y sal
– Queso parmesano rallado
 
En una cazuela sofreímos en aceite de oliva la cebolla picada, los ajos, la guindilla, la albahaca y el perejil. La cantidad de albahaca y perejil ha de ser abundante. Retiramos la guindilla si la hemos puesto entera. Cuando la cebolla empiece a coger color, añadimos la verdura cortada a dados de aproximadamente un centímetro. Dejamos que se vayan rehogando. Añadimos el tomate, les damos un par de vueltas y cubrimos las verduras de agua. Añadimos la sal.
Tiene que hervir una hora aproximadamente, según nos guste la textura de las verduras. A Glòria le gustan al dente y las deja hervir unos 45 minutos.  Si nos queda muy espesa podemos añadir agua y la dejamos hervir unos minutos más. Servimos la sopa muy caliente con queso parmesano rallado por encima.

Aquí tenéis la versión de la imagen: http://saborgourmet.com/sopa-minestrone/

Y otro plato de cuchara que me dio Yolanda en su casa: sepia encebollada.

Ingredientes: 1 sepia, 3 cebollas, 1 vaso de coñac, aceite de oliva, sal y judías blancas (optativo)

En una cazuela con un buen chorro de aceite, pochamos las cebollas cortadas finas. Cuando estén transparentes, añadimos la sepia troceada y salpimentada. Después de cocer un rato añadimos el vasito de coñac y subimos un poco el fuego para que se evapore. Al final se puede incorporar un bote de judías blancas. También se puede acompañar de arroz blanco.

Anuncios