Las mesitas de noche -en plural- son un complemento decorativo propio de las habitaciones de matrimonio. Con frecuencia son muebles auxiliares a conjunto con el cabezal o la cómoda. Pero también pueden ser piezas diferentes. Algunos proyectos decorativos integran la mesita de noche en el cabezal, tipo cubo, o la limitan a un estante. Suelen ir conjuntadas a ambos lados de la cama pero también se llevan diferentes, recuperaciones antiguas o modelos exclusivos. La mesita de noche remite a un espacio íntimo y personal.  Si la superficie está barnizada o lacada hay que evitar poner cosas que la rayen. Es necesario pasar el polvo a diario. Pensemos que al dormir practicamente respiramos al lado.

El Feng shui defiende que todo lo que esté en la habitación debe ser relajante y transmitir tranquilidad. Así señala que hay que evitar objetos electrónicos como  televisiones o móviles, fotos de gente que ya no está, objetos de trabajo, plantas o espejos. En cambio hay que potenciar elementos que nos transmitan relax como un buen libro de cabecera, un elemento decorativo especial, un buen recuerdo…Las mesillas de noche suelen tener un cajón. Allí guardamos nuestras cosas más…no sé como calificarlas porque incluyen relojes, fotos, recibos, documentos importantes, recuerdos que queremos guardar, etc. En todo caso, cada uno decide lo que mete allí sabiendo que es un lugar de acceso restringido. Y este código no escrito lo respetan los demás de la casa.

Algunas mesitas de noche tienen una especie de armarito que tradicionalmente servía para guardar las zapatillas pero que en los tiempos actuales, con las limitaciones de metros, se convierte en un espacio más de almacenaje de libros, documentos o cds de música. Cuando visitas una casa ajena sueles dintinguir con facilidad quien duerme en qué lado de la cama en función de los elementos de la mesitas. Muchas mujeres tienen un libro, un joyero o un maniquí pequeño para colgar bisutería, una vela o un motivo floral. Ellos tienen uno o dos relojes, gafas, papeles y libros, pastillas para la tos, alguna moneda perdida o algún botón descosido. Por supuesto, hay excepciones que confunden al visitante y que tienen que ver más con el carácter que con el género.

En este enlace encontrareis imágenes y cuatro pinceladas sobre el tema: http://www.trazosytrozos.com/2007/11/10/decorando-con-mesitas-de-noche/

Anuncios