Hablábamos de aspiradores. Hay una tercera variedad que es ese aspirador robot que da vueltas recogiendo lo que encuentra por el suelo. Puedes programarlo y marcarle el territorio. No choca con nada porque mantiene una distancia de seguridad frente a los objetos. Estas navidades vi que lo promocionaban mucho en los grandes almacenes. Su precio oscila entre los 600 y 400 euros. Me parece excesivo. Quizá me lo pensaría para grandes espacios vacíos, pero no es el caso de casa. De todas maneras no quiero posicionarme visceralmente en contra. Conozco conocidos y amigos inteligentes y sensatos que lo tienen.  Incluso lo han bautizado con un nombre humano. Son amantes de las nuevas tecnologías. Creo que eso es un factor que empuja a innovar. Yo soy más bien resistente al cambio. Cualquier día os enseño mi móvil.

La escoba es para el verano. En invierno, excepto para exteriores, parece que no hace más que reproducir y fragmentar la pelusa. La mopa es otro instrumento de limpieza para el suelo. Han evolucionado y son manejables, muchas recambiables. Las tradicionales mopas de algodón “peludas” y blancas requerían un constante trabajo de limpieza de la propia mopa. Las actuales con su suave deslizar y sus recambios facilitan el trabajo.

En el campo de las fregonas, también hay novedades. La casa Mery -y otras después- introduce un cubo para fregar de dimensiones reducidas con ruedas. Muy práctico para no deslomarnos cada vez que lo movemos. Los palos de fregonas se han encarecido pero también se fabrican más resistentes. Algunos modelos como los que venden en  la droguería Rovira (c.Madrazo, 127  Barcelona) a 7 euros evitan que se se oxiden por abajo. En este establecimiento podéis encontrar practicamnte de todo para limpiar. Además incorporan modelos con un buen diseño. La escoba, el cubo, la fregona y el recogedor no tienen porque ser feos. Compré allí un juego transparente muy resultón. www.drogueriarovira.com

Enlace relacionado: Unas buenas bayetas

Anuncios