Hace unos días se celebró la Fiesta del aceite nuevo D.O Siurana, donde diferentes cooperativas y empresas de la provincia de Tarragona presentaron sus productos. Laura Pina, comentarista habitual del blog, me hizo llegar sus impresiones. El aceite es un producto estrella de nuestra dieta mediterránea y con los años su prestigio se ha disparado. La oferta de aceites de oliva es extraordinaria en nuestro país y siempre es atractivo conocer variedades nuevas. Laura nos explica que “el producto estrella de la feria es el aceite de primera prensada en frío de olivas arbequinas, que se convierte en aceite virgen extra”.

“Yo acostumbro a asistir cada año -nos explica-, pruebo los aceites, me informo de novedades y, como no, compro este aceite, que es exquisito. Me llevo una garrafa de 5 litros que vale 22 euros. Es un aceite de un color verde intenso y como espeso, no es traslúcido, es más bien opaco, su gusto es muy afrutado, nada ácido. Acostumbro a reservar este aceite para consumirlo en crudo porque es muy sabroso. A mi hijo le encanta merendar pan con este aceite. Fue un descubrimiento cuando llegamos a Reus, donde vivimos”. Laura suele comprar en OLIS SOLE, S.L. http://www.olissole.com/ de Montroig del Camp o en la coop. COSELVA de la Selva del Camp. “Si venís de visita por esta comarca del Baix Camp no olvidéis comprar una garrafa de este aceite y una bolsita de avellanas. Os quedará un buen recuerdo o, mejor dicho, un buen sabor de boca”.

Gracias Laura, por compartir esta información. Lo probaremos. En casa usamos un aceite de oliva virgen extra de la marca Borges, ideado por Ferran Adriá para aliñar ensaladas y verduras. También he vuelto a ver recientemente en los supermercados las botellitas de aceite creadas por Adriá hace años y que durante un tiempo no encontraba. Me gusta especialmente la de aceite de oliva con corteza de limón. Hay otras variedades con pimienta negra, albahaca fresca…Dan mucho gusto a las ensaladas.

Y mi preferido, un lujo de aceite, para mojar con pan, el del Marqués de Griñón Capilla del Fraile. Lo descubrí en el restaurante Lasarte de Martin Berasategui. Está elaborado con aceituna arbequina y picual. Tiene un sabor espectacular. Cuando tengo invitados lo pongo en pequeños recipientes para tomar con un buen pan como el de Turris. La botella sale por unos 17 euros. Puede ser un buen regalo de Navidad.

Anuncios