Es tiempo de cambio de ropa, de cambios en casa -de nuevo edredones, plaids y alfombras- y de nuevas recetas. Cuando cambian las estaciones parece que a la par cambian nuestros gustos. Nos apetecen más unas cosas y aparcamos otras. Queremos nuevos sabores, texturas y redescubrimos los productos de temporada. Cuando era pequeña el helado estaba asociado al verano; ahora lo tomamos todo el año. No ocurre con todos los platos. Pasamos del gazpacho a la sopa de pasta, de las ensaladas veraniegas a los platos de cuchara tipo lentejas estofadas. La fruta de verano, con su gran variedad, se va, pero áun nos quedan unos días para disfrutar del manjar de lo higos.

Alba S. nos escribe de nuevo y nos propone esta receta: “un postre facilísimo y riquísimo con higos (hasta que no lo pruebas no te haces la idea de lo rico que está!! en casa vuela!). Pelas higos maduros, los partes en dos, los extiendes con la parte abierta mirando hacia arriba, bien juntos y apretaditos, en una fuente. Aparte, mezclas nata líquida con azúcar y lo bates ligeramente (ha de quedar textura cremosa que pueda extenderse, vamos, como una bechamel) y lo esparces encima de los higos para que los cubra bien, espolvoreas (opcionalmente) con canela en polvo y dejas reposar una hora aproximadamente. Lo sirves fresquito…. riquísimo!”

La uva está ahora en su esplendor. Es tiempo de vendimia. Este año hemos tomado, tanto uva negra como verde, estupenda y muy dulce. Puedes añadir un puñado de uvas a cualquier guiso de cazuela, como un pollo rustido, un lomo con salsa o conejo con cebolla. Incorporas unos cuantos granos en los últimos minutos y le dan un toque especial a la salsa. También llegan las granadas para tomar de postre con zumo de naranja o para desgranar en una ensalada de lechugas variadas.

Las abundantes lluvias nos han adelantado setas de varios tipos para saltear con aceite, ajo y perejil. Y pronto será época de alcachofas para tomar en tortilla, al horno o como acompañamiento en un estofado de carne o en un guiso de sipia. Vuelven las calabazas, las castañas y los boniatos. Llega la cocina de otoño. ¿Os apetece?

Anuncios