Estamos en fechas verbeneras. Hemos pasado San Juan que es la verbena grande y hoy celebramos la de San Pedro y San Pablo. Cuando era pequeña estaban permitidas las hogueras en las calles y en muchos cruces se amontonaban desde media tarde muebles y trastos viejos que por la noche se convertían en grandes piras. El fuego y la fiesta están asociadas a la noche más corta del año, el solsticio de verano. En la zona mediterránea el ruido es una constante. Se lanzan petardos sin parar. Me viene a la memoria un año especialmente ruidoso en que me dormí abrazada a mi hija mayor, que tenía dos años, y que daba unos botes tremendos cada vez que estallaba un cohete.

Algunas personas son grandes forofas de la pirotecnia, a otras no nos va demasiado, pero en casi todas las familias con niños se compran petardos, fuentes y demás para hacer un poco de fiesta tras la cena. Descubro estos días gente aparentemente muy seria con un impulso desmadrado por los petardos. En algún caso, los ancestros valencianos lo explican; en otros, no. Los que peor lo pasan son los perros. Recuerdo que mis abuelos nos invitaban a pasar estas fechas en un balenario. El perro del establecimiento, un pastor alemán voluminoso, se pasaba la noche metido en el ascensor para mitigar el impacto del ruido y no se cansaba de subir y bajar pisos dentro del cubículo.

El otro elemento tradicional de estas fechas es la coca. La más tradicional es de masa de brioche con fruta confitada. La mayoría de la gente retira la fruta confitada de colores parchís. Las hay con crema y mazapán, de piñones y chicharrones, también de chocolate. Todas están buenísimas. Y en las pastelerías y hornos se atienden ancargos y se venden muchas cocas de diferentes tamaños, metidas en el tradicional cartón con asas para llevarlas.  Estas celebraciones invitan a estrenar el verano acompañados de familiares y amigos. Nuestras casas se convierten una vez más en punto de encuentro aunque después se salga a la calle a tirar petardos. Las tradiciones y el hogar van siempre de la mano. Buena verbena!

Anuncios