Nuestros ritmos vitales cambian con el tiempo. En invierno nos apetecen unas buenas lentejas o un plato de sopa y ahora pensamos en cremas fresquitas y en ensaladas. Por eso os propongo dos ensaladas fáciles de hacer y muy buenas.

Ensalada NY :

Ingredientes: lechugas variadas, 1pera conference, 1 aguacate, un puñado de nueces, trocitos de pan tostado y queso fresco.

A esta ensalada le pusé el nombre de Nueva York porque la tome hace años en un restaurante del Soho de esa ciudad. Existen en el mercado bolsas con variedades de lechugas troceadas. También podéis lavar y cortar las dos o tres que más os gusten. En algunas fruterías y en puestos del mercado venden “mezclum” fresca, cortada con cuchillos de cerámica. Sale más cara pero cuando vienen invitados la compro por su calidad y buena presencia. La pera la lavo y la corto por la mitad para sacarle el corazón y los filamentos. La corto a trocitos pequeños con piel. Incorporo el aguacate pelado y cortado a dados, como el pan y el queso fresco. Finalmente las nueces. Esta ensalada queda muy buena con un aliño de aceite de oliva y limón (además evita que la pera y el aguacate se ennegrezcan). En los supermercados franceses venden un aliño de la marca Lessieur (también lo tienen las marcas blancas) muy acertado. 

Ensalada con mango, frutos rojos y gambas:

Hace poco pedí una ensalada como ésta en un restaurante. He sustituido el bogavante de la receta original por gambas, más asequibles de precio y fáciles de preparar.

Ingredientes: lechugas variadas, 1 mango, un puñado de frambuesas, fresas y grosellas, gambas cocidas y peladas.

Poner una base de variado de lechugas, encima unas láminas muy finas de mango y después las colas de las gambas y los frutos rojos. Si lo hacéis para invitados queda muy bien presentado si colocáis los ingredientes en un aro de acero inoxidable. Hay aros de diversos tamaños. Si tenéis sólo cuatro y sois seis comensales los podéis fabricar con aironfix, que tiene cuerpo y aguanta recto con el papel. Echáis en cada plato un poco de aliño y retiráis el aro en el último momento. A esta ensalada le va muy bien una vinagreta de frambuesa. La base es frambuesas (300gr) cocidas y licuadas para que no queden pepitas, vinagre de vino, 4 cucharadas de aceite de oliva y 1 de azúcar, sal y pimienta al gusto. En los supermercados venden botellitas de vinagre de frambuesa.

El año pasado mi amiga Isabel me regaló un mezclador de vinagretas de Habitat muy práctico. Cada comensal puede mezclar y servirse al momento la salsa. Las ensaladas que combinan lechuga y frutas son muy refrescantes. Esta tarde en Cooking, tienda de la que os hablaré el próximo día, hacen una interesante demostración de aliños: http://www.cookingtkc.com/e-mailings/21/21.html

Anuncios