Hoy os presento dos recetas que me habéis enviado al correo del blog. Se trata de dos tartas fáciles y rápidas de hacer, ideales para solucionar un postre, una merienda o una visita imprevista. Gracias por vuestra colaboración.

Tarta Tatin

( envida por Ana Almeda)

Ingredientes:

– 6 manzanas Golden

– 1 paquete de masa de hojaldre fresca redonda, tipo Buitoni

– azúcar moreno

– mantequilla

– helado de nata o vainilla

Se pelan las manzanas y se les quita el corazón (hay un utensilio especial) y se parten en cuartos y luego en octavos. Se colocan los octavos de manzana en un molde redondo de manera circular, tipo abanico, un poco superpuestos, hasta que se cubre toda la base. Encima colocamos varias nueces de mantequilla – sin miedo- y luego espolvoreamos con abundante azúcar moreno -también sin miedo-. Calentamos el horno a 200 grados e introducimos la bandeja. Después de media hora aproximadamente, cuando la manzana está de color caramelo y blandita se saca del horno y se pone el hojaldre encima del molde. Como sobra hojaldre se remeten los bordes girándolos hacia dentro y presionando un poquito. Lo volvemos a meter en el horno y cuando el hojaldre cambia de color lo sacamos. Se deja enfriar 5 minutos. Colocamos un plato encima del molde y le damos la vuelta. Se puede servir tibia o fría con helado de vainilla o con helado de nata semi descongelado (en Mercadona hay una terrinas de nata montada congelada, se sacan del congelador cuando te sientas a cenar y se echan en un cuenco para servir a quien guste al lado de la tarta).

Tarta de chocolate

(enviada por Pilar Bachs)

Ingredientes:

– 150gr. azúcar

– 200gr. chocolate para fundir (es importante que sea bueno)

– 150gr. mantequilla

– 4 huevos

– 2 cucharadas de fécula (Maicena va bien)

Es optativo añadir canela, pimienta, café o jengibre.

Mezclar los huevos con el azúcar. Incorporar la fécula. En un cazo aparte, deshacer el chocolate con la mantequilla al baño maría y dejar enfriar a temperatura ambiente. Mezclar todo y verter en un molde mejor cuadrado o rectangular no muy grande, forrado con papel de horno. Finalmente, hornear a 180 grados durante 35 minutos. Tiene que quedar con una costrita por encima que se cuartea y muy blandita por dentro. Tiene el aspecto de un brownie pero no lo es.

Anuncios