El regalo estrella de estas pasadas navidades fue una sartén especial para hacer crepes, una crepera. Ha sido un regalo familiar que estamos disfrutando todos. Cuando hay una celebración o es un día especial, alguno de los de casa sugiere que hagamos unas crepes. Previamente hemos anotado en una libreta de qué las quiere cada uno para organizar la logística. Este tipo de sartenes son muy sólidas y muy resistentes al calor. En www.debuyer.com  podéis ver en el apartado de dulces el modelo que tenemos. Va fenomenal. Lo adquirimos en Secrets de cuina, una tiendecita con muchas cosas interesantes y especializadas para cocinar (Pl. del Diamant, 4 en Barcelona) y con una persona al frente que te explica con todo lujo de detalles las características de los diferentes útiles.

Los ingredientes para hacer la masa de las crepes son:

-250 gr. de harina

-2 huevos

-30 gr. de mantequilla

-1/2 l. de leche

Un punto de sal

Con estas medidas comemos de 6 a 8 personas. Con la mitad de harina y de leche tenéis las proporciones para cuatro. Es recomendable dejar este preparado bien pasado por el turmix, sin grumos, reposar en la nevera. Mejor de un día para otro. Para prepararlas primero ponemos un poco de mantequilla en la base. Siempre desechamos la primera. Después, la superficie ya está lista para el resto. Si somos muchos dejo preparadas las crepes amontonadas en un plato previamente y las acabo de hacer en el último momento cuando incorporo el relleno. Según los gustos de cada uno, tengo cortados y a mano todos los ingredientes para el relleno. Es la única manera de que nos las podamos comer todos juntos. En casa las que tienen más éxito son las de jamón y queso y las de trocitos de franckfurt. De las dulces, las favoritas son las de Nutella con o sin nata, las de azúcar con limón o las de mermelada.

Existen unos cazos especiales para poner la medida de masa de crepes. Viene a ser un cazo de sopa lleno hasta la mitad. Es importante que la masa se esparza bien por toda la superficie para que quede uniforme. Se le da la vuelta una vez hecha por un lado. Al incorporar el relleno se dobla por la mitad. Algunos la doblan una vez más como un triángulo. En casa, no hay tiempo para tantas dobleces porque están deseando comérselas.

Anuncios