El otro día conocí a Alba personalmente. Previamente habíamos contactado a través de esta página. Fue un encuentro distendido y agradable. Ella es abogada y optó en su día por trabajar media jornada para poder compatibilizar mejor su carrera profesional y el cuidado de su familia. Tiene dos niños pequeños que le llenan por completo toda la tarde. A Alba le preocupa el cuidado de la casa y el funcionamiento doméstico, pero cree que le falta información para poder organizarla con buen criterio. De aquel encuentro nos enriquecimos las dos y de sus sugerencias surge este escrito.

Cuando vamos al supermercado y nos ponemos frente a la sección de trapos y estropajos de limpieza nos encontramos con una amplia oferta que puede llegar a desconcertar. Hoy vamos a hablar de las bayetas que usamos con agua o detergente. En el último año se ha impuesto un nuevo tipo de bayeta -hablar de revolución sería excesivo-. Se trata las llamadas bayetas de microfibra. Las encuentro francamente acertadas. Son agradables al tacto. Tienen suficiente cuerpo para ser utilizadas en varias superficies (corian, silestone, lacados, plásticos…) y se aclaran con facilidad. Con el uso reiterado pierden la suavidad inicial. Entonces las guardo en un cajón y las utilizo para limpiezas específicas: marcos de ventanas, maceteros de la terraza, persianas…y finalmente las tiro. Las que yo uso las encuentro en Mercadona: www.mercadona.com. Los colores son discutibles pero elijo siempre el mismo color para la cocina y otro distinto para el baño.

Para los cristales hace años que adquirí unas bayetas de color azul claro de la marca Hebar, que llamaban ecológicas porque sólo se utilizaban con agua. Aún conservo alguna aunque creo que la fábrica cerró. He visto algunas similares en algunos supermercados. Otra buena opción para vidrios es la gamuza específica para cristales de Vileda. También se usa sólo con agua y si la escurres mucho no quedan marcas. Este tipo de gamuza funciona mejor cuando ya está un poco desgastada y la moldeas más facilmente. Soy poco aficionada a los srpays limpiacristales, aunque siempre tengo alguno por si hay que sacar una manchas rápidas en un mal momento y no es cuestión de ir a por el trapo.

¿Qué hago con las bayetas una vez he limpiado con ellas?. Las lavo a mano con un poco de jabón y las tiendo para que se sequen bien. La de la cocina la guardo en un estante en el interior del armario de debajo de la pica. No me da pereza lavar las bayetas, porque quedan como nuevas y no huelen mal. Sé que hay personas que las meten en la lavadora. Sólo lo he hecho puntualmente si tenía que lavar unas bambas o algo de este tipo. Me da cierto reparo mezclar los trapos con la ropa. En www.vileda.com encontraréis otros consejos para el mantenimiento de sus trapos.

Anuncios