Estos días que está haciendo tanto frío apetece llegar a casa y tomar un plato que nos haga entrar en calor. Soy muy aficionada a las cremas de verduras y a los caldos y sopas pero creo que mis hijos han quedado un poco saturados de tanta sopa estas navidades. Por eso os propongo una receta muy fácil, muy sana y muy para todos los gustos, que también templa el cuerpo: lentejas vegetales. Antes solía cocinar las lentejas con panceta, chorizo y butifarra, pero a los niños no les entusiasmaban. En cambio éstas tienen mucho éxito.

Ingredientes:

-1kg de lentejas

-3 o 4 puerros

-2 zanahorias

-3 tomates

-1 hoja de laurel y sal

Primero lavo los puerros -les quito las primeras hojas y los abro verticalmente con un cuchillo para retirar bien la tierra- y los corto a rodajas bien finas. Los doro en abundante aceite de oliva en una cazuela hasta que estén bien pochados. Mientras, pelo las zanahorias y las corto también a trozos muy pequeños. Las incorporo a los puerros junto con la hoja de laurel. Finalmente pelo y troceo a cuadraditos los tomates y, cuando la zanahoria ya lleva un rato, los añado con un poco de azúcar -para quitar la acidez- y un poco de sal. Dejo que se vaya haciendo todo el sofrito muy lentamente con la tapa de la cazuela puesta para aprovechar el vapor en la cocción.

Finalmente sólo hay que añadir las lentejas. Suelo comprarlas en el mercado del tipo pardina -más pequeñas- ya cocidas. Pero es un buen recurso tener botes de legumbres en la despensa. Suelo aprovechar las ofertas para comprar varios botes y siempre me resuelven algún imprevisto o algún acompañamiento. Las cubrís con agua y las dejáis cocer un poco más. Es una buena opción de plato único para los fines de semana tras un aperitivo. Y están más gustosas de un día para otro por lo que os aconsejo cocinarlas la jornada anterior. A los peques les gusta mezclarlas con un poco de arroz blanco y a los mayores “alegrarlas” con unos trozos de morcilla de arroz recién frita.

Anuncios