El espacio que reconocemos como nuestro es el hogar que construimos con nuestras pertenencias, con nuestras vivencias y experiencias, con nuestro tiempo. En nuestra casa hay un momento especialmente mágico que coincide con el descanso después de comer. Es entonces cuando en los dí­as soleados se filtra a través de las cortinas una luminosidad especial que hace que todo reluzca. Las plantas de la terraza parece que crecen y simulan un jardí­n alejado de la ciudad, y el silencio se impone en una clara invitación a la lectura y al reposo. Mi hermano denomina a esos momentos “la hora Schumann”, en la que parece que el piano del compositor romántico suena sólo para nosotros. Cada uno puede disfrutar de su hora de retiro en exclusiva, y disfrutar de la singularidad de elementos que hacen que su casa sea única.

  El libro que os presento nace de la necesidad de compartir una experiencia vital que tiene como objetivo construir un hogar, recuperar esencias y disfrutar de una vida mejor. Es una opción que implica un trabajo de servicio y que busca añadir a nuestras vidas cotidianas un plus, un envoltorio de regalo. Para que estar en casa sea un placer hay que invertir tiempo e ilusión.

 Extracto del primer capí­tulo de Dulce Hogar

 

En Barcelona puedes encontrar el libro en:
Llibrería Garbí
Via Augusta 9
www.troa.es

Casa del Libro
www.casadellibro.com

Librería Bertrand
Rambla de Catalunya 37

Librería Excellence
Balmes 191

Anuncios